Las incrustaciones en los sistemas industriales son uno de los problemas más serios que se presentan, ya que crean una barrera contra la transferencia térmica y obstruyen el paso del agua en los diferentes equipos involucrados. Este fenómeno ocurre cuando las sales solubles en el agua precipitan. Estas incrustaciones pueden ser analizadas mediante diferentes metodologías para identificar y cuantificar los compuestos del precipitado. Las técnicas utilizadas son: volumetría, espectrofotometría, difracción de rayos X y análisis granulométricos.

Con los resultados obtenidos en los análisis es posible definir un tratamiento adecuado para evitar nuevas apariciones, optimizando todos los procesos involucrados en los diferentes sistemas de producción.

En los laboratorios de Aguasin se realiza este tipo de ensayo, identificando y cuantificando los elementos que componen a los sedimentos. El objetivo es entregar resultados útiles que permiten proyectar diferentes tipos de limpieza y posibles tratamientos para solucionar la problemática de las incrustaciones

En Aguasin contamos con profesionales dedicados a entregar las mejores soluciones. Contáctenos y atenderemos su requerimiento.