Aguasin fabrica, comercializa y distribuye productos para dosificación de químicos mediante el suministro de bombas dosificadoras de comandos automáticos y manuales. Además, cuenta con equipos para el control de sistemas, mediante medidores de pH, conductividad y ORP con sistemas integrados para calderas y circuitos de enfriamiento.

Aguasin representa de manera exclusiva en Chile a las marcas internacionales:

• Lakewood Instruments (Procedencia Americana)
• LANG Elados (Procedencia Alemana)

Aguasin cuenta con el conocimiento y tecnología probada para satisfacer a sus Clientes con las mejores soluciones integrales, en diversas aplicaciones de la industria moderna. Con este objetivo se han desarrollado sistemas de dosificación que van desde una simple bomba dosificadora hasta sistemas de control automático, tales como:

• Cloración de agua potable e industrial.
• Fluoruración del agua potable.
• Inyección de productos anticorrosivos, antiincrustantes, biocidas en sistemas de enfriamiento.
• Inyección de productos anticorrosivos y antincrustante para calderas, tanto de vapor como de agua caliente.
• Inyección de productos químicos para la neutralización de aguas, en el área de potabilización, procesos industriales, como también de aguas residuales.
• Dosificación de aditivos agropecuarios.
• Dosificación de detergentes en línea.
• Dosificación de lubricantes y adhesivos.
• Generación, dosificación y control de dióxido de cloro in-situ.

En Aguasin contamos con profesionales dedicados a entregar las mejores soluciones. Contáctenos y atenderemos su requerimiento.

Bombas de Dosificación

A diferencia de otro tipo de bombas, las bombas dosificadoras, tienen por objetivo entregar una cantidad de producto, de la manera más precisa y exacta posible hacia un sistema. Las bombas pueden ser alimentadas por energía eléctrica, hidráulica, neumática, etc.

Entre las alimentadas por energía eléctrica, también hay una diversidad de estos equipos, tales como: pistón, diafragma, peristálticas, de tornillo, lobulares, etc. De ellas, las más usadas son las de diafragma, por su simplicidad, bajo costo relativo y flexibilidad de aplicaciones.

En el caso de las bombas que utilizan energía eléctrica de diafragma, se diferencian dos grupos, dependiendo de su accionamiento: bombas electromagnéticas y bombas electromecánicas.


Bombas Electromagnéticas

(o energizadas eléctricamente y operadas magnéticamente)

Su motor es una bobina, que al ser excitada, produce un campo magnético que produce el movimiento violento de una barra o eje de acero.

El flujo de inyección de este tipo de bombas, varía con respecto a la presión que se oponga en la línea de descarga de la bomba dosificadora; es decir, si la presión en la línea de inyección baja, el flujo de la bomba aumenta; por el contrario, si la presión aumenta, baja el flujo de líquido que entrega la bomba.


Bombas Electromagnéticas

(o energizadas eléctricamente y operadas mecánicamente o por engranajes)

Su motor es un motor eléctrico, que al girar mueve un grupo de engranajes y un excéntrico, el que a su vez, mueve un brazo en un sentido y luego en el otro.

Dependerá principalmente del tipo de producto que se desea dosificar; es decir, si el producto a inyectar es muy costos o bien, requiere una inyección muy bien definida, se requerirá una bomba del tipo electromecánica. Si por el contrario, se dosificará un producto que puede variar en un margen su inyección, una bomba más económica como la electromagnética será una buena elección.

Para cubrir todas las necesidades de nuestros clientes, Aguasin ofrece ambos tipos de tecnologías.


¿Qué datos se requieren para definir una bomba dosificadora?

Se requieren los siguientes datos:

• Flujo de líquido a dosificar: es la cantidad de producto químico que se desea inyectar a un sistema.
Normalmente se refiere a los l/h o cm3/h.
• Presión de la línea donde se instalará la inyección de la bomba dosificadora.
• Temperatura del líquido a inyectar con la bomba dosificadora.
• Producto químico a dosificar.
• Viscosidad del producto químico. Mientras mayor sea la viscosidad, se requerirán piezas especiales. Conviene también saber si el fluido principal (matriz de agua o de algún líquido o sólido) es o no constante, para seleccionar adecuadamente si se requiere además de un medidor del fluido.


Controladores de Flujo

Son equipos que permiten medir el flujo de agua u otro material, en los procesos industriales. En el caso de requerirse la dosificación de un producto químico, siempre se debe definir si el flujo principal (matriz de agua por ejemplo) es constante o variable. Esto permitirá definir adecuadamente si es necesaria la instalación de un controlador de flujo.

Nuestra línea cuenta con equipos adecuados para los diferentes tipos de proceso, especializándose en agua.

Controladores de Purga de Calderas

Estos equipos están definidos para ajustar al máximo el régimen de purgas de una caldera. En general las extracciones de fondo de una caldera, permiten principalmente eliminar los sólidos que puedan formarse en el agua de ella, producto de diferentes fenómenos químicos. Adicionalmente, se usaban para el control de la concentración salina de la caldera.

Con el tiempo y las investigaciones, se pudo establecer que una caldera, puede ahorrar significativamente combustible, energía y agua de reposición, al realizar una purga controlada desde la parte superior del domo de agua.

Un control automático, permite una reducción en los costos de combustible desde un 5 a un 10%. Si la concentración salina en una caldera es controlada manualmente por la purga de fondo, al instalarse un sistema de purga de superficie, controlada automáticamente, el ahorro superará significativamente las cifras anteriores.

El resultado de este ahorro, se puede verificar en el corto, mediano o largo plazo, dependiendo del régimen de operación de la caldera y del proceso que usa su vapor.

Nuestros sistemas de control, permiten medir las características del agua de la caldera directamente a su temperatura, por un manifold especialmente diseñado para ello. Esto es así, dado que permite simular las características internas de la caldera. En general los sensores utilizados por nuestros equipos, son del tipo conductivimétrico.


Lógica de operación

Se programa el equipo con un valor de conductividad ideal o set-point, la que al sobrepasarse, hace que el controlador ordene la apertura de la válvula motorizada (esto significa que abre o cierra lentamente evitando los golpes de ariete en el manifold). La válvula se abre por un tiempo definido luego del cual se cierra. El controlador nuevamente revisa la conductividad que presenta el agua, a través del sensor. Si es necesario, el controlador ordenará nuevamente la apertura de la válvula.

El equipo seleccionado, también podrá estar provisto de un sensor de flujo, con el objetivo de medir el flujo de agua de reposición. Según esto, se pueden accionar tres bombas dosificadoras para los productos químicos.

Para diseñar la mejor solución que usted requiere, favor contáctese con nosotros.

Controladores de Purga en Torres de Enfriamiento

Estos equipos están definidos para ajustar al máximo el régimen de purgas de una torre de enfriamiento, permitiendo maximizar tanto el uso del recurso agua, como obtener el máximo de provecho del programa de tratamiento químico aplicado.

Nuestros sistemas de control, permiten medir las características del agua, por un manifold especialmente diseñado para ello. Esto es así, dado que permite simular las características internas de la caldera.

Las tecnologías que actualmente manejamos, son mediante la medición de conductividad conductiva y conductividad inductiva, aplicándose cada caso según la solución definida para cada sistema.

Sumado a lo anterior, los equipos utilizados, también nos permiten medir tanto el flujo de agua de reposición como el flujo de agua descargado por la purga, esto permite establecer de manera directa los ciclos de concentración, a la cual opera nuestro sistema. Además, nos permite evaluar el impacto que tendrá el flujo de purga en la evacuación de los residuos industriales líquidos o riles.



La lógica de operación es la siguiente:

Se programa el equipo con un valor de conductividad ideal o set-point, la que al sobrepasarse, hace que el controlador ordene la apertura de la válvula solenoide de la purga, por un tiempo. La válvula se abre por un tiempo definido luego del cual se cierra. El controlador nuevamente revisa la conductividad que presenta el agua, a través del sensor. Si es necesario, el controlador ordenará nuevamente la apertura de la válvula.

El equipo seleccionado, también podrá estar provisto de uno o dos sensores de flujo, con el objetivo de medir el flujo de agua de reposición y el flujo del agua de purga. En ambos casos, se dispondrá de valores totalizados del agua repuesta al sistema y el agua eliminada como purga. Según esto, se pueden accionar tres bombas dosificadoras para los productos químicos.

Para diseñar la mejor solución que usted requiere, favor contáctese con nosotros (link a contáctenos). Disponemos de diferentes tipos de tecnologías, para atender su requerimiento.

Controladores de pH, Conductividad y ORP

Estos equipos permiten ajustar la acidez que presenta un líquido, sea éste un líquido de proceso o un residuo líquido. De igual manera, los equipos considerados para esta finalidad, van desde soluciones muy simples, como el uso de bombas dosificadoras con sensor de pH incorporados, hasta sistemas de control más sofisticados. La aplicación de uno u otro método, estará dado por las soluciones planteadas en particular para cada uno de nuestros clientes.

En el caso de una bomba dosificadora, el controlador está integrado en la propia bomba, la que se programa con un set-point de pH, para que controle la operación de la misma. De esta manera, la bomba dosificará el producto ácido o el producto alcalino, permitiendo ajustar el pH.

Si se dispone de un flujo de agua que puede ser extremadamente ácida y también básica o alcalina, se deberá de disponer de dos bombas dosificadoras, cada una con su respectivo sensor de pH.

Si se requiere controlar una torre el pH de una torre de enfriamiento, se dispondrá de un equipo que puede medir pH y controlar simultáneamente dos o tres bombas dosificadoras, mas una válvula de purga.

Generadores de Dióxido de Cloro

Uno de los métodos más efectivos para la eliminación de microorganismos patógenos, tanto para los seres humanos, como para otras especies, es el dióxido de cloro. Más estable que el ozono y mucho más reactivo que el cloro, es el producto ideal para la higienización de aguas potables, de proceso como residuales.

Debido a la acción del dióxido de cloro, éste además de oxidar la pared celular de los virus, permea a través de ella y destruye su clave genética, inutilizando absolutamente toda la estructura.

El dióxido de cloro, que a nuestras condiciones atmosféricas, es un gas muy inestable y muy reactivo; de color amarillo, con intenso olor a “cloro”, debe ser generado in-situ, bajo condiciones de presión y temperatura adecuadas.

Los equipos para la generación de dióxido de cloro que actualmente disponemos, cumplen los más altos estándares de calidad y seguridad de la Comunidad Económica Europea.

Usando como materia prima, los productos Dioxid A y Dioxid B, se pueden generar hasta 450 g/h de dióxido de cloro en solución acuosa.

La reacción química que da origen al dióxido de cloro, es la siguiente:

4 HCl + 5 NaClO2 -----> 4 ClO2 + 5 NaCl + 2 H2O

Las principales características del dióxido de cloro, preparado in-situ:

• Bajo costo de operación y mantenimiento, con relación a otros métodos de desinfección, como son el ozono, UV, etc.
• Trazabilidad total del proceso.
• Independencia del pH.
• Disponibilidad de producto sin degradaciones.

Entre las aplicaciones mas notables del producto dióxido de cloro, se encuentran:

• Desinfección de agua potable.
• Desinfección de aguas de procesos.
• Eliminación de virus (muy complejo en la actualidad).
• En la oxidación del fierro y del manganeso.
• En la eliminación del color de aguas naturales.
• Independencia del pH.