Históricamente, el arsénico ha estado presente en las actividades humanas, ya sea en procesos industriales variados, pesticidas, electrónica (pantallas led, microprocesadores, etc.), producción de agua potable, entre otros.

En cuanto al agua potable, existen numerosos estudios de investigación sobre su origen, causas y efectos sobre la salud, tanto en animales como en los seres humanos. Si bien el arsénico es un elemento extremadamente tóxico, haciendo un uso responsable de éste, es que hoy podemos disfrutar de la tecnología LED.

Cabe destacar que, en 1990, Alemania inicia una nueva etapa en la normativa de su agua potable, restringiendo a 10 ppb el nivel máximo permitido de este elemento. Hacia el año 2003, la Unión Europea, establece como límite máximo para el agua potable, los 10 ppb. Para el 2006, se inicia similar normativa en Estados Unidos. En Chile, la aplicación de esta normativa, se inicia en el año 2012.

Previendo la necesidad de mejorar el tratamiento del agua, destinada al consumo humano, el año 2009, Aguasin inicia un plan de desarrollo de alternativas técnicas, económicas y funcionales, que permitan maximizar el uso del recurso escaso llamado “agua”. Para ello se realizaron pruebas de campo, que permitieron validar y testar las nuevas tecnologías presentes; tales como la adsorción e intercambio iónico. Ya las tecnologías convencionales como la osmosis reversa, nanofiltración, coprecipitación con hidróxido férrico (coagulación y floculación), etc, eran ampliamente utilizadas por Aguasin.

Luego de 4 años de trabajo, Aguasin y GEH-Alemania, cierran un exitoso proceso de trabajo conjunto, con el acuerdo de representación exclusiva en Chile de este producto, un adsorbente de Arsénico.

En la actualidad, Aguasin cuenta con la capacidad de dimensionar, diseñar, construir plantas de adsorción de arsénico, contando con software de GEH, para la determinación de las capacidades de adsorción. Con esto además, Aguasin presta servicios de proyección y seguimiento del performance de cada planta instalada, con el objetivo de prever el momento más adecuado para realizar el cambio del medio adsorbente, cada vez que se aproxime la saturación máxima del material. Permitiendo el uso racional, técnico y económico de los recursos.

En Aguasin contamos con profesionales dedicados a entregar las mejores soluciones. Contáctenos y atenderemos su requerimiento.